>>>>> VENTA TELEFÓNICA: 0800-777-0170 <<<<<
Destete

Imagino lo que estás pensando: ¿Porque estoy leyendo una nota de destete?

¿Quiero dejar de dar la teta?

En la lactancia no hay blancos y negros… hay grises…en función a sus deseos.

Y vamos a empezar a saber de qué se trata.

Pensar en destete, no significa que cuando comiences no vas a dar más teta.

Es un camino que podemos comenzar, dar pasos, observar, mirarnos, hacer pausas, continuar.

Siempre que comuniquemos, hablemos con nuestro hijo y lo hagamos juntos.

¿Qué hay que pensar? Es fundamental regalarnos momentos, para indagar sobre ¿Cuánto nos pesa la libre demanda, ¿Que cambiaría si pudiera no dar la teta todas las veces que me pide?, ¿Que me gustaría hacer en esos momentos?, ¿Cómo son nuestras noches?

Es necesario indagar y trabajar el autoconocimiento. Poder posicionarnos en que etapa estamos nosotras. ¿Que necesitamos?

Entendiendo que lo que estamos pensando es en la lactancia, en acortar tomas, o prolongarlas en momentos en los que ya no las disfrutamos.

El vínculo está, el apego seguro que transmitiste amamantando y respondiendo a sus necesidades de forma inmediata continuará y responderemos jugando, abrazando, porteando, colechando, paseando, bailando… seguimos, pero sin la teta. Incluso poniendo a veces mucho más el cuerpo.

Por eso es fundamental saber que es lo que necesitamos en el día a día, (mamá / bebé) para el acompañamiento, y cumplimiento de roles del entorno.

En función a eso, intentar hacer los cambios para acomodarlos a la cotidianidad, a la vida en familia, y continuar sin rezagar emociones, sentimientos, planes, sueños, proyectos.

Existen distintos tipos de destetes: Destete total parcial, destete fuera de casa, progresivo.

También se sugiere que sea organizado para transmitirle a nuestro hijo otras herramientas de sostén emocional, para transmitir todos los beneficios de la leche del destete (similar al calostro) y evitar el destete abrupto para no tener congestiones mamarias o mastitis.

Hay pasos puntuales a seguir, porque nuestro pecho sigue produciendo leche luego de un tiempo hasta que se produce un proceso de involución de la mama. Al punto que la leche del destete tiene casi los mismos beneficios del calostro, que producimos los 3 primeros días luego del nacimiento.

¿Por qué debe haber comunicación y no sirve que nos vayamos y alimente otro? Porque lo primero que entienden es si no hay más teta no hay más mamá.

Confiar en que cada minuto de teta que dieron, cada desvelo amamantando, que cada día de libre demanda… sentó un precedente positivo en tu hijo, en su metabolismo, en su cerebro en sus emociones.

Y apenas le demostremos que estamos más allá de la teta… solo abrazarán juntos el final de una etapa y festejarán el comienzo de otra.

Te sorprenderá ver la pronta respuesta y adaptación de los niños al descubrir nuevas formas de vincularnos, relacionarnos, calmar, dormir… alimentar. Las mil formas de vincularnos

Paso a paso, de a poco, sin teta.


NOTA POR: Lety Grub

Asesora de lactancia

Instagram: @puericultora.letygrub

×
¡Escribinos! Nuestro horario de atención es de 11 a 19 hs.